BOCA

"Siempre quise ser como Tevez"

Se hace de noche en Villarreal. Cristian Espinoza (Espi, para sus compañeros y amigos) es de los pocos que todavía no se fue a dormir esperando la charla con Olé. “Pensá que es un pueblito muy chiquito y tranquilo...

Se hace de noche en Villarreal. Cristian Espinoza (Espi, para sus compañeros y amigos) es de los pocos que todavía no se fue a dormir esperando la charla con Olé. “Pensá que es un pueblito muy chiquito y tranquilo. Acá viene a vivir gente de 40 años para arriba”, explica quien está a una firma de ser nuevo jugador de Boca. Mientras el resto duerme, él elige soñar despierto imaginando cómo la fantasía que tenía de chiquito se empieza a convertir en realidad.

-¿Qué sentiste cuando te enteraste que te quería Boca?

-Cuando te enterás que te quiere un club tan grande y con tanta historia, es impactante. Un futbolista siempre sueña con llegar a lo más alto y cuando eso se concreta, te tiemblan un poco las piernas. Es lindo, son situaciones que se tienen que afrontar con seriedad y responsabilidad, y siento que tengo la capacidad de afrontar el desafío.

-¿Cómo fue el momento?

-Más allá de los rumores que siempre están en los medios, me enteré por mi representante. Un día me llamó, yo había terminado de entrenarme, y me dijo que necesitaba hablar conmigo de algo importante. Me dijo que estaba la posibilidad y yo no sabía qué responder. No lo podía creer. Que habiendo tantos jugadores buenos en el mundo apuesten por mí significa mucho.

-¿Dudaste?

-No. Hay frases que parecen hechas pero los futbolistas sabemos que es así. “El tren pasa una sola vez”, dicen. Yo creo que llegó mi tren.

-¿Cuál es el primer recuerdo que tenés de Boca?

-No sé si el primero, pero sí el más fuerte. Me tocó enfrentarlo con Huracán por Copa Argentina en San Juan. Y la cantidad de gente que movilizó fue impresionante.

-¿Y jugabas a ser algún jugador en particular cuando empezaste a patear una pelota en Alejandro Korn?

-Desde chiquito tomo la de Carlitos Tevez como una carrera a imitar, siempre quise ser como él. Me gusta su estilo de juego, su forma de ser. Es un jugador que se crió de muy abajo y que llegó a lo más alto del del fútbol mundial. Son los pasos que yo quisiera seguir.

-¿En qué cuestiones tratabas de parecerte a él?

-Más que nada en lo futbolístico. En la gambeta, definición. Miro muchos videos de él, lo sigo en los partidos para seguir agregando variantes a mi juego. Son detalles que uno no tiene y que se pueden incorporar.

-¿Y el sacrificio? Tevez es uno de los grandes ejemplos del valor agregado que se necesita para jugar en Boca.

-Exactamente por eso me gusta Carlitos. Más allá de ser un jugador muy vertical, que va siempre para adelante, gambeteador, con un uno contra uno increíble, tiene ese plus del sacrificio en función del equipo. Es algo que tus compañeros, el técnico y la gente siempre lo valoran. Por mi estilo, que juego por la banda, me gusta tenerlo y retroceder si hace falta.

-Llegás a un club que no es que lo reconoce: no te puede faltar.

-No es necesario ni que te lo digan, se ve. Si no tenés ese sacrificio, en Boca no podés jugar.

-¿Qué significa ser el 7 que eligió el 7?

-Es especial porque llega de alguien que tiene mucha experiencia. Es un técnico del cual puedo aprender mucho. No se da todos los días poder tener a alguien que sabe tanto de tu posición.

-¿Tenés recuerdos de él como jugador?

-Pocos, porque era muy chico, pero lo veo por videos. Un jugador muy inteligente que no se cansaba de tirar centros a la cabeza del 9.

-¿A Benedetto lo tenés visto? ¿Tenés claro de qué manera lo tenés que buscar?

-Sí, estando en España siempre seguí el fútbol argentino. Al ser tan completo te da la posibilidad de tener diferentes variantes. Si lo buscás por abajo, tiene mucha anticipación y llegada al primer palo. Con un centro bueno, va excelente de cabeza. Puede definir a un toque, aguantar y descargar, participar del juego. Te da tantas posibilidades que te hace más fácil lo tuyo.

-¿Qué tan cierto es que Wanchope es un jugador para Boca?

-Lo que tiene son condiciones. Es un goleador nato, está siempre bien ubicado en el área, sabe cómo moverse. Puede jugar tranquilamente en Boca.

-¿Te conocés de memoria?

-Y... fueron muchos entrenamientos y partidos juntos. Una vez que agarrás ese feeling, hay cosas que salen de memoria.

-El que sorprendió celebrando tu llegada fue Pavón, porque en definitiva pelearías un lugar con él.

-Sí, ja. Nos conocimos en el Sub 20 y nos llevamos bárbaro. Me escribió para preguntarme si era verdad. Me dijo que esté tranquilo, que es un club bárbaro y que me esperaba. Ojalá podamos jugar juntos.

-¿Y tus amigos qué te dicen?

-Mi mejor amigo es hincha fanático. Me dijo que si erraba goles me iba a putear desde la tribuna. Ya me está metiendo presión, ja.

-¿Sumar gol es tu principal cuestión a mejorar?

-Sin dudas. El gol es una deuda pendiente, lo quiero mejorar. Estoy para seguir creciendo todos los días.

-¿Sabés que Tevez puede volver?

-Por lo que veo en los medios y me ilusiona mucho. Tener de compañero al jugador con el que soñaste toda tu vida es increíble. Pensá que no tengo ni una foto con él. Compartir un equipo con él sería cumplir otro sueño.

-¿Qué implica jugar en Boca que lo hace diferente a cualquier otro club?

-Jugar en Boca implica muchísimas cosas. Pero la principal es pelear todos los torneos que se jueguen.

-¿Es difícil incorporarse a un equipo campeón?

-A ver... Lo primero que pienso es en adaptarme rápidamente. No es nada fácil llegar al último campeón, pero tengo la ilusión de poder ayudar a mis compañeros.

  • Fecha 15.07.2017
  • Sección Deportes
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/7711-siempre-quise-ser-como-tevez