Control de estabilidad

Las marcas chinas apuestan por un sistema de seguridad clave para los autos

Doce importantes marcas chinas de automóviles anunciaron hoy su decisión de incluir en todos los modelos nuevos el control electrónico de estabilidad, también conocido como ESP o ESC por sus siglas en inglés, a p...

Doce importantes marcas chinas de automóviles anunciaron hoy su decisión de incluir en todos los modelos nuevos el control electrónico de estabilidad, también conocido como ESP o ESC por sus siglas en inglés, a partir de enero de 2018 en adelante.

Este sistema se activa en forma automática al momento de realizar una maniobra imprevista y trabaja frenando individualmente cada rueda y hasta quitando fuerza del motor para ayudar a corregir la trayectoria. Algo que ni un piloto profesional podría lograr.

Besturn, Changan, Dongfeng Fengshen, Geely, Haval, Hongqi, Lynk & Co, MG, Trumpchi, Roewe, Senova y Wey, que representan colectivamente el 85% del mercado de fabricantes chinos, hicieron el anuncio en el lanzamiento de Stop the Crash China, una iniciativa liderada por Global NCAP que ha estado haciendo una campaña en todo el mundo para promover las tecnologías para evitar choques.

El control de estabilidad es un dispositivo que puede ayudar a prevenir la pérdida de control del vehículo. Y está considerado como el desarrollo más importante de la seguridad del automóvil desde el cinturón de seguridad. Desde 2012 es obligatorio en todos los vehículos nuevos que se venden tanto en la Unión Europea como en los EE.UU.

El control electrónico de estabilidad fue recomendado, en 2012, por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para ser integrado en la fabricación de automóviles en todo el mundo.

Situación opuesta se vive en la región, ya que la instalación obligatoria de este dispositivo se prorrogó este año en la Argentina. Su instalación estaba prevista para todos los autos nuevos que lleguen al mercado a partir del 1° de enero de 2018.

Sin embargo, el Gobierno decidió modificar la fecha prevista y postergarla un par de años. La explicación que se dio fue la de emparejar la instalación de este sistema con la programación que tenía brasil, que estipulaba su incorporación recién para 2020. Es por eso que hay que esperar otros dos años para que el ESP sea obligatorio en la Argentina.

David Ward, presidente de Stop the Crash mencionó que "el Control Electrónico de Estabilidad es una tecnología de vital importancia que salva vidas, y la alianza Stop the Crash da una calurosa bienvenida a este importante paso de los fabricantes de automóviles chinos".

Ward también celebró la decisión de los fabricantes chinos: "estamos particularmente encantados de que se haya realizado durante nuestras actividades de lanzamiento de campaña en Shanghai, ayudándonos a aumentar la conciencia sobre la seguridad vial con los consumidores en toda China

Yu Kai, Secretario del Partido del Centro de Investigación y Tecnología Automotriz de China (CATARC) destacó que "este es un paso audaz de los fabricantes chinos, que han demostrado un compromiso real con la seguridad vial al adaptar esta tecnología como estándar por delante de los requisitos normativos".

Fuente: Clarin

  • Fecha 09.04.2018
  • Sección Generales
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/8750-las-marcas-chinas-apuestan-por-un-sistema-de-seguridad-clave-para-los-autos