Avances en la causa

El ingreso excesivo de aire habría sido clave en la muerte de Débora Pérez Volpin

 A dos meses de la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin -quien perdió la vida en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo mientras se realizaba una endoscopía- trascendieron algunos datos del inf...

 A dos meses de la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin -quien perdió la vida en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo mientras se realizaba una endoscopía- trascendieron algunos datos del informe definitivo de la autopsia, aunque se presentó oficialmente en la tarde de este miércoles.

Una perforación en el esófago combinada con el suministro de aire -durante la práctica de la endoscopía o en las maniobras de reanimación- resultaron factores decisivos en su fallecimiento, según se desprende del informe.

En una nota realizada por Clarín, especialistas explicaron para qué se usa el aire en una endoscopía. Señalaron que la sonda del endoscopio -la parte que ingresa al cuerpo- tiene un diámetro menor al de un dedo meñique. En el extremo, cuenta con una luz y una cámara. También tiene un orificio por donde, si es necesario, se puede insuflar aire.

El aire se regula con una perilla. Respecto a cuánto se introduce, los especialistas no hablan de una cantidad específica. Aclaran que "es mínima" y que se da durante poco tiempo.

Suele ser útil para visualizar el estómago. El aire sirve cuando los órganos o cavidades que se tienen que explorar no están distendidos y el médico necesita verlos mejor. Los mira a través de una pantalla, que emite lo que capta el endoscopio.

Una endoscopía digestiva alta, como la que le practicaron a Débora Pérez Volpin, a veces hace falta aire y otras veces, no. Depende del paciente, pero los especialistas consultados aseguran que la necesidad de aire no indica ninguna dificultad o complicación, sino que es algo de rutina y cotidiano.

Durante la presentación de los resultados, el abogado de la querella, Diego Pirota, señaló que "el grado de lesión es abrumador" y que el endoscopista "no vio el momento en que la produjo" y sólo tomo conocimiento cuando la anestesióloga le avisa. "Insufló mucho aire, es uno de los elementos que se deben analizar en la causa. Porque aparentemente la cantidad de aire que insufló fue bestial. No obedece al procedimiento habitual".

"Esto no hace falta analizarlo como médico, sino simplemente desde el sentido común. Si ves una persona que tiene aire en un procedimiento porque está insuflada, pero no respira y el corazón no le late porque tiene demasiado aire... ¡no le insufles más aire por la boca! No necesito leer la autopsia para saber que esto es así", agregó Pirota.

A partir de los resultados de la autopsia de Pérez Volpin, el médico y conductor Nelson Castro -que tuvo la oportunidad de hablar con los peritos- indicó que la fuerza con la que entró el aire es llamativa porque se detectó aire en el cerebro, algo que "es muy inusual".

"El aire en el cerebro sólo se explica si entró a una presión muy alta. Los peritos se preguntan si la fuente del oxígeno fue el oxígeno central o un tubo de oxígeno -que resulta increíble porque no es lo que se usa-; o cómo fue que llegó el oxígeno a esa presión a través del aparato", dijo Castro a TN.

"La presión de aire entró con tal fuerza que no solo llegó a los pulmones y los colapsó, sino que alcanzó al pericardio (la envoltura del corazón) y este órgano quedó imposibilitado de latir", concluyó el conductor.

Fuente: Clarin

 

  • Fecha 11.04.2018
  • Sección Generales
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/8764-el-ingreso-excesivo-de-aire-habria-sido-clave-en-la-muerte-de-debora-perez-volpin