Turbulencia financiera

La incertidumbre por falta de señales oficiales empujan al dólar

Con poco volumen, pero con una demanda que sigue presionando al alza, el tipo de cambio no parece encontrar techo. Los vendedores no aparecen y en el mercado minorista la presión compradora se vio incrementada por muchos asalariados que tie...

Con poco volumen, pero con una demanda que sigue presionando al alza, el tipo de cambio no parece encontrar techo. Los vendedores no aparecen y en el mercado minorista la presión compradora se vio incrementada por muchos asalariados que tiene en sus cuentas bancarias los pesos del aguinaldo. También por el efectivo que surge de la venta de Lebacs por parte de inversores privados.

Este mediodía el BCRA volvió a vender 150 millones de dólares (por cuenta y orden del Ministerio de Hacienda a un precio de $ 29,06. Por lo visto, el mercado ni se enteró: a  las 13:28 el dólar mayorista tocó los$ 29,42 y el minorista  rondaba los $ 30.

Pocos minutos después, vendió otros 300 millones, pero de las reservas internacionales. Ahí sí, logró frenar la suba y el mayorista bajó hasta $ 28,85. El minorista, en tanto, cerró en $ 29,57, lo que significa una suba de 89 centavos respecto de la cotización del jueves.

Esta segunda operación fue una intervención clásica del Banco Central, impulsada por una situación que consideran "anómala": la suba aguda del precio del dólar con muy poco volumen.

El peso argentino, los bonos de la deuda y las acciones argentinas van hoy en sentido contrario al del resto del mundo, que hoy exhibe subas generalizadas. Incluso el Dolar Index (el precio del dólar contra las principales monedas del mundo) retrocede hoy 0,7%. Esto quiere decir que, hoy, el dólar pierde terreno contra el resto de las monedas. Menos el peso, claro.

La ansiedad del mercado local se retroalimenta porque no hay señales claras de qué camino y con qué herramientas el Gobierno -o puntualmente el Banco Central- va a lidiar contra la incertidumbre, el principal enemigo de los mercados.

A los analistas no les gustó nada que el Banco Central, el martes, avisara que tomará nuevas medidas antes del 10 de julio, sin dar pistas de en qué está pensando.

La gran duda es qué va a pasar con las Lebacs. Sobre todo con la parte de ese pasivo -por el cual el BCRA está pagando una tasa cercana al 47% anual-, que no está en manos de los bancos.

En estos días el stock de Lebacs dejó de achicarse y se estabilizó en torno a 1,05 billón de pesos, pero los bancos tienen solo el 40% de esa torta. El resto, organismos públicos y, sobre todo, fondos comunes de inversión, que posiblemente estén afrontando el rescate de cuotas partes, lo que significa que deben vender Lebacs, alimentando el flujo de pesos con destino -seguramente- al dólar.

Un atenuante es que muchas empresas utilizan las Lebac como capital de trabajo, es decir que los pesos que obtienen de los rescates son para pagar sus propios gastos corrientes.

Hoy todo es incertidumbre, el peor enemigo del mercado.

Fuente: Clarin

  • Fecha 29.06.2018
  • Sección Economia
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/9126-la-incertidumbre-por-falta-de-senales-oficiales-empujan-al-dolar