Los cuadernos de las coimas

El “jardinero” de Cristina Kirchner dijo que no llevó bolsos con plata: “Yo transportaba alimentos”

"Yo no cobré ningún peso en base a la atención de Néstor y Cristina  (Kirchner) en El Calafate", fueron las primeras palabras de Ricardo Barreiro, secretario de los Kirchner conocido como el "ja...

"Yo no cobré ningún peso en base a la atención de Néstor y Cristina  (Kirchner) en El Calafate", fueron las primeras palabras de Ricardo Barreiro, secretario de los Kirchner conocido como el "jardinero" de la ex presidenta quien fue detenido en la causa de los cuadernos. Así consta en su declaración indagatoria de 37 páginas a la que accedió Clarín. ¿Cuáles eran sus funciones? Según indicó ante el juez Claudio Bonadio, "ir a buscar al aeropuerto a la ama de llaves, a las mucamas que venían de Olivos y la cocinera". Además, dijo que "también transportaba alimentos" y negó estar involucrado en el movimiento de bolsos con dinero que llegaban al Sur.

Ricardo Barreiro tiene un patrimonio destacable para ser un simple secretario y jardinero K. Es dueño de una empresa de helicópteros, una flota de colectivos, un restaurante en El Calafate, un complejo de cabañas para turismo y una gran propiedad con un celoso sistema de seguridad. Se encuentra detenido desde la semana pasada por orden del juez Claudio Bonadio.

El ex jardinero -que se ganó ese apodo porque cuidaba la casa que los Kirchner tenían en el Sur- quedó involucrado en el expediente a raíz de menciones de varios testigos que lo señalaron como parte del grupo de personas que se ocupaban del traslado, movimiento de bolsos con dinero que llegaban a Santa Cruz, según consigna la causa.

Barreiro se entregó el jueves pasado. Ante el juez Bonadio -y defendido por Alejandro Rúa que también representó a la ex presidenta- planteó que además de no percibir un salario por sus servicios a la familia Kirchner, "yo también transportaba alimentos. Aclaro esto porque tanto a Cristina, Néstor como los secretarios eran transportados por sus custodios. Yo no llevaba elementos personales de ninguno".

Así, buscó desligarse de las acusaciones en su contra como partícipe de la asociación ilícita que recaudaba fondos ilegales de empresarios contratistas del Estado. La Justicia señaló que parte de esos fondos iban destinados a la financiación "ilegal" de la política y que otra porción "iba dirigida al patrimonio" del matrimonio Kirchner.

Así, el juez Bonadio al acusar a Cristina Kirchner se basó entre otros planteos, en la recepción de fondos en su vivienda del barrio de Recoleta: 87 entregas por $ 70 millones. Parte de ese dinero, según se indicó durante la instrucción, se dirigieron al sur y allí entra la presunta participación de los ex secretarios y de Barreiro.

Entonces, el ex jardinero amplió sus dichos: "Cada secretario de turno llevaba los elementos personales de cada presidente, sus bolsos, sus valijas. Ellos tenían una camioneta asignada por los custodios" y allí reforzó el concepto, "realmente los secretarios privados se manejaron  de forma independiente". 

Barreiro fue un hombre con múltiples cargos en el Estado gracias a su llegada con Cristina Kirchner, de hecho uno de sus secretarios privados el último tiempo fue precisamente su hijo, Pablo Erasmo Barreiro. Así y todo, el ex jardinero redujo su rol junto a los ex presidentes a tareas más domésticas. "A mí me tocaba trasladar la comida  y a las personas que mencionó (el ama de llaves, mucamas que venían de Oilvos y al a cocinera)".

Fueron Sergio "Potro" Velázquez -ex piloto de la flota presidencial-, Claudio Uberti -ex funcionario K-, y el financista Ernesto Clarens quienes declararon en sus respectivas confesiones como "arrepentidos", que el dinero viajaba hacia el Sur en bolsos. Sobre este punto, el ex jardinero expresó que sólo accedió al Tango 01 "tres veces porque estaba enfermo" y allí contó, "la gente que yo vi adentro eran el piloto, el copiloto, la persona que se encarga de la carga, el que se ocupa de la meteorología y comunicación, el comisario a bordo, el subcomisario y dos azafatas".

Respecto a la logística cada vez que la ex presidenta y actual senadora de Unidad Ciudadana, viajaba al sur Barreiro dijo, "cuando aterrizaba Cristina, bajaba el piloto y se le unía al pie de la escalera el Jefe de Aeropuerto y el jefe de la Policía"· Y dio más detalles sobre el rol asignado a él: "Las cajas que yo cargaba eran de telgopor y venían numeradas desde Olivos,  y eran descargadas por Intercargo".

¿Cómo se movían dichas cajas? Según Barreiro, ellos acercaban la camioneta al avión "bajaban la comida por la rampa  y el personal de intercargo las subía al a camioneta de mi empresa". Como datos que añadió para darle veracidad a su planteo sobre el traslado de comida como su única tarea, dijo que "el agua mineral era Glaciar, porque no tomaban otra, y había muchas frutas y verduras".  Y reiteró, "eso era básicamente lo que hacía".

Cuando Néstor y Cristina estaban en la residencia -principalmente de El Calafate-, Barreiro dijo que él "colaboraba en la compra de alimentos, me encargaba que no le faltara los alimentos, la luz, el DirecTV, las cosas esenciales". 

En este punto, contó ante el juez Bonadio que todo el operativo del cual él era partícipe "estaba armado por el jefe de la Custodia  y me incluían a mí dentro de esa caravana, me incluían atrás de la caravana por si querían agua o algo". Sobre los traslados, Barreiro contó que "sobre las demás cosas ellos eran muy especiales  y se manejaban exclusivamente con sus secretarios" y aclaró, "entiéndase por ello llamadas, comunicaciones, recepción".

Durante el tiempo que duró su indagatoria, y en tono pausado, el ex jardinero detalló que hubo también cargas de cuadros "y otros elementos" de los aviones presidenciales, "pero eso nunca lo llevé yo", aclaró. Todo lo que se transportaba en cada vuelo, se volcaba en un listado.

Estas tareas Barreiro las realizó desde 2003  hasta fines de 2014 y refirió que nunca las efectuó en Río Gallegos, sino que sólo quedaron circunscritas a El Calafate. Y al finalizar su indagatoria y consultado por Bonadio sobre quienes le pagaban por las tareas asignadas, dijo "a mí no me pagaba nadie, nunca me pagaron estos transportes una sola vez intenté cobrarles estos transportes y no me dieron nada".

Sobre este punto, el ex jardinero dijo que trabajó mucho en la "militancia con Cristina y Néstor" y que después tuvo "un contrato con la Municipalidad como encargado de la residencia en los años ochenta". En aquel entonces, Néstor Kirchner era gobernador de Santa Cruz "y viajaba a El Calafate, allí lo conocí más en profundidad", contó.

Eran otros tiempos. En aquel entonces cuando llegaban al aeropuerto, Barreiro los iba a buscar y los transportaba "y ahí sí me pagaban por mi función", la "Municipalidad de Calafate me pagaba por prestar ese servicio a mi cargo, pero después cuando fueron presidentes  seguí haciendo lo mismo  y no me pagaron nada por ello , lo hacía a modo de colaboración". 

Concluyó su indagatoria señalando que de todos los acusados de ser parte de la asociación ilícita, sólo conocía a Daniel Álvarez, Sosa, a Fabián Gutiérrez a Rudy Ulloa, y por supuesto, a Néstor y a Cristina Kirchner. 

Fuente: Clarin

  • Fecha 01.10.2018
  • Sección Generales
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/9540-el-jardinero-de-cristina-kirchner-dijo-que-no-llevo-bolsos-con-plata-yo-transportaba-alimentos