Fin de ciclo

Guillermo Barros Schelotto no sigue en Boca

La derrota frente a River en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid fue el capítulo final del ciclo de Guillermo Barros Schelotto al mando de Boca. El entrenador no continuará en el club, según confirmaron fuentes de la...

La derrota frente a River en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid fue el capítulo final del ciclo de Guillermo Barros Schelotto al mando de Boca. El entrenador no continuará en el club, según confirmaron fuentes de la institución a Clarín.

Si bien formalmente el vínculo entre el entrenador y el club se extendía hasta el 31 de este mes, el fin de la competencia oficial en 2018 le puso un cierre triste a un ciclo que se había iniciado hace poco menos de tres años.

El Mellizo y su cuerpo técnico habían asumido tras la salida de Rodolfo Arruabarrena y habían debutado el 3 de marzo de 2016 en el empate 0 a 0 frente a Racing en la Bombonera por la segunda fecha del grupo 3 de la Copa Libertadores.

Desde entonces, dirigió 117 partidos, de los cuales ganó 63, empató 31 y perdió 23 (63 por ciento de efectividad), con 203 goles a favor y 103 en contra. Fue campeón de los torneos locales de las temporadas 2016/17 y 2017/18. Esos éxitos no fueron suficientes para sostenerlo en su cargo tras la caída en la final de la Copa Libertadores.

Con la salida de Guillermo confirmada, la Comisión Directiva pondrá manos a la obra para asegurar una sucesión rápida, pensando en el inicio de la pretemporada en enero de cara a un año en el que el principal objetivo será, otra vez, la Libertadores que se escurrió el domingo.

La conducción xeneize se reunirá el viernes para tratar este tema, aunque el paso previo será definir si el club recupera la figura del director deportivo. En caso de que así sea, el preferido de los dirigentes para ocupar ese lugar es Nicolás Burdisso, con quien el secretario general del club, Christian Gribaudo, ya se contactó.

Otro de los apuntados para este rol había sido Alejandro Sabella, pero el ex entrenador de Estudiantes y del seleccionado argentino echó por tierra esa chance el miércoles, durante la presentación de su biografía. “Lo primero es terminar la recuperación, es lo que más me importa y lo que se lleva toda mi atención”, afirmó al ser consultado sobre los rumores que lo vinculaban con Boca.

En caso de que Burdisso u otro hombre acepte el convite, su primera misión será aportar su mirada para la elección del próximo entrenador, que, si todo sale bien, será el último de la gestión de Daniel Angelici (finaliza su mandato a fines del año próximo y no puede ser reelecto). De todos modos, la danza de nombres ya se está bailando en La Boca.

Algunos de los mencionados son hombres con pasado en el club como Rolando Schiavi, Martín Palermo y Miguel Ángel Russo. El exdefensor, quien se desempeña como DT de la Reserva, tiene contrato hasta fin de año. El abanico de posibilidades para su futuro incluye saltar a la Primera, continuar en su función o alejarse del club.

Palermo, de último paso por Unión Española de Chile, tiene ofertas para seguir dirigiendo del otro lado de la cordillera, aunque un llamado de Boca cambiaría su panorama. En cuanto a Russo, el último DT que ganó la Libertadores con Boca (en 2007), está desocupado tras su salida de Millonarios de Colombia y ya manifestó su deseo de regresar. “A Boca nunca se le puede decir que no porque está por encima de todas las cosas”, afirmó el miércoles, aunque resaltó que no deseaba autopostularse.

Más allá de ellos, también suenan otros de entrenadores con escasa o nula vinculación histórica con el club como Antonio Mohamed (de oscuro paso como jugador en el club, y despedido el mes pasado de Celta de Vigo), José Pekerman (se desvinculó del seleccionado colombiano tras el Mundial de Rusia), Gustavo Alfaro y Gabriel Heinze (ambos con trabajo y contrato vigente, en Huracán y Vélez).

Fuente: Clarin

  • Fecha 13.12.2018
  • Sección Deportes
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/9841-guillermo-barros-schelotto-no-sigue-en-boca