El bolsillo de los argentinos

Dólar-Macri, Dólar-Cristina o Dólar-Lavagna, ¿a cual apuesta usted?

La firma neoyorquina XP Investments realizó una encuesta entre 40 compañías con intereses en mercados emergentes sobre cuál sería el nivel del dólar el día después de las elecciones de octubr...

La firma neoyorquina XP Investments realizó una encuesta entre 40 compañías con intereses en mercados emergentes sobre cuál sería el nivel del dólar el día después de las elecciones de octubre en la Argentina.

Desde ya que sin saber aún quiénes serán los candidatos, el resultado de las apuestas fue un dólar de $40,53 si ganase Mauricio Macri, de $59,39 en el caso de un triunfo de Cristina Kirchner y de $46,60 si llegase a imponerse un “peronista moderado”, papel que, al calor de los movimientos de los últimos días, podría caberle al ex ministro Roberto Lavagna.

Más allá de la racionalidad o no del resultado, la expectativa es que el mercado apuesta a que con Macri suba 5%, con un peronista no K: 20,7%, y con CFK el incremento sería de 53,8%.

Que el dólar aumente poco si el oficialismo prevalece en las encuestas es entendible. Sin decirlo abiertamente, al Gobierno le vendría bien este año estabilizar el dólar después del cimbronazo del 100% que tuvo el año pasado pensando en lo que aparece como la principal estrategia económica para enfrentar las elecciones.

Esa regla no escrita es que el dólar se estabilice y permita moderar la inflación y abrirle la puerta a la posibilidad de que los aumentos salariales le ganen a la suba de la divisa.

De esa forma, y aun teniendo en cuenta que las alzas anunciadas de tarifas ya aportarían más de 4 puntos a la inflación del año, las actualizaciones salariales y de las jubilaciones posibilitarían alguna mejora del alicaído nivel de consumo que muestra la economía.

En el otro extremo, el “dólar-Cristina” sería el reflejo no solo de una profundización del ya tradicional proceso de dolarización que registra la Argentina en los años electorales sino, también, de que la suba del dólar volvería a impulsar con fuerza la inflación de alimentos y del costo de vida.

Plantear los dos extremos permite vislumbrar lo que podría ser un año económico claramente ligado a la marcha de las expectativas y las encuestas políticas.

El Gobierno y CFK parecen encaminarse a ensayar nuevamente la estrategia de la polarización: Macri va con todo contra CFK y ella contra él.

Esa estrategia común que puede resultar políticamente viable para ambos puede tener su correlato financiero en los próximos meses que contrastaría, también, con la calma que vienen registrando los mercados ligados a las finanzas en las últimas semanas.

El dólar mayorista (el viernes en $37,6) bajó 2% en el último mes, el Banco Central compró divisas porque el billete tocó el piso de la banda cambiaria y los Bonar 2024 fueron la vedette financiera de los últimos tiempos, dejando ganancias de 10% en dólares en pocos días. Así la tasa de riesgo país bajó y todo parece encaminarse a un primer trimestre apacible apoyado, además, en la creencia de que EE.UU. moderará la suba de la tasa de interés y que algunos países emergentes (Turquía, Uruguay, Filipinas y México, entre otros) lograron salir al mercado y consiguieron financiamiento a 15 años pagando un promedio en torno a 5% anual.

El trasfondo financiero está dado, además, porque los tenedores de dólares apuestan a la seguridad de las Letras del Tesoro (Letes) que vencen en agosto, antes de las elecciones — por tanto de pago seguro (además de por la plata del FMI)— y que ofrecen más de 4% anual de renta y porque los plazos fijos en pesos ofrecen 43,6% anual, más que la inflación prevista para el año y que el movimiento que podrían tener los dólares Macri o Lavagna.

Un tema a tener en cuenta es que si el Gobierno apuesta a la polarización con CFK y ella se posiciona bien en las encuestas, el mercado financiero tomará nota.

Y si avanza el “peronismo moderado”, eso podría ayudar a la estabilidad cambiaria pero podría complicarlo a Macri desde lo político.

Las incertidumbres financieras propias de los años electorales comienzan a perfilarse, pero entre los economistas que siguen los números de cerca va creciendo una certeza: ni el Gobierno ni Lavagna o Cristina Kirchner, llegado el caso, podrán dejar de lado un acuerdo con el Fondo Monetario. Sin financiamiento los países no crecen y la Argentina ya hace mucho que está estancada.

Fuente: Clarin

  • Fecha 19.01.2019
  • Sección Generales
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/9946-dolar-macri-dolar-cristina-o-dolar-lavagna-a-cual-apuesta-usted