Consumo

Efecto cuarentena: se disparó el comercio electrónico

El comercio electrónico viene en alza y con la cuarentena el fenómeno se aceleró ostensiblemente. La Cámara Argentina de Comercia Electrónico (CACE) presentó este jueves un relevamiento del ...

El comercio electrónico viene en alza y con la cuarentena el fenómeno se aceleró ostensiblemente. La Cámara Argentina de Comercia Electrónico (CACE) presentó este jueves un relevamiento del primer semestre, que muestra que la facturación por ventas online se duplicó en comparación con el primer semestre de 2019. Fueron $ 314.602 millones contra los $ 152.619 millones del mismo período del año pasado. Es decir que creció un 106 por ciento.

Más allá del impacto de la inflación de junio de 2019 a junio de 2020, el acumulado trepa al 43%-, el boom se refleja en que crecieron un 30% la cantidad de operaciones y un 60% los productos vendidos. En medio de la caída del consumo (y con fuertes restricciones al comercio presencial), este canal absorbió gran parte de la demanda.

Según datos de CACE, durante el primer trimestre, el 18% de las compras eran por el canal online, pero durante el segundo trimestre (bajo la cuarentena más estricta) llegó al 49%. Es decir, casi la mitad de los productos se compraron online. Otro dato a tener en cuenta es que 1 de cada 10 compras registradas en el segundo trimestre fueron de nuevos clientes, quienes impedidos de poder realizarlas de manera presencial se vieron obligados a incursionar en esta modalidad.

"Creo que lo que más nos sorprende, de alguna manera, es la aceleración del aumento del e-commerce. Por otra parte, la cuarentena hizo que la gente adaptara la compra online a su vida cotidiana", deduce Gustavo Sambucetti, director institucional de CACE. "En definitiva todo o casi todo lo que necesita el consumidor lo puede obtener en forma electrónica. Es una modalidad de compra que atraviesa todos los rubros y categorías. En tiempos de una crisis profunda el comercio electrónico se ha convertido en dinamizador de una economía golpeada".

Piensa Sambucetti que la mayoría de los consumidores, una vez superada la cuarentena, "seguirá manteniendo esta nueva costumbre que llegó para quedarse, aunque habrá una porcentaje que seguirá comprando como lo hacía antes, yendo al lugar".

Sin duda que las estadísticas muestran números importantes que poco tienen que ver con el contexto general que sobrevive fuera de la "vida online". El estudio realizado también señala que se vendieron 92 millones de unidades de distintos rubros, lo que representa un 63% más que el semestre de 2019. Lo mismo que las órdenes de compra, que se incrementaron un 30%, producto del mayor tráfico en internet, que subió un 14 por ciento.

"Hay que subrayar que en el primer trimestre de 2019 se contabilizó el Hot Sale, algo que este año decidimos posponerlo de mayo a julio. O sea que esto acentúa aún más los buenos números de este semestre", asegura el director institucional de CACE. "El Hot Sale se hizo en julio último y el consumo fue de alto impacto: en apenas tres días se compró por el valor de $ 19.350.000, un 130% más que en 2019".

"La venta electrónica es uno de los pocos sectores que tiene buenas noticias en medio de esta realidad. Creo que la venta de alimentos y de artículos para el hogar combinada con la modalidad e-commerce potenciaron estas estadísticas que se aceleraron como nunca antes", expresa Sambucetti, que enfatiza que el AMBA tuvo una participación del 37% en las compras online, provincia de Buenos Aires, Córdoba y La Pampa el 32%, el Litoral el 11% y la Patagonia el 9%.

Alimentos y bebidas, artículos para el hogar, muebles y jardín, herramientas y construcción, y electrodomésticos figuran entre lo que más se vendió en abril, mayo y junio, los meses de la cuarentena más severa. "Creo que la gran sorpresa en el volumen de ventas online pasa por las cuestiones atinentes a la casa, como ser decoración, amoblamiento y compra de herramientas".

¿La explicación? "Se revalorizó la vida dentro del hogar. Hasta antes de la cuarentena la gente pasaba la mayor parte del tiempo fuera del hogar, por lo que, los que pudieron, empezaron a darle más importancia al lugar donde hoy pasan más tiempo. Se trabaja más en casa, entonces muchos debieron hacerse de sillas y escritorios, otros se dedican a la cocina y se incrementó la compra de heladeras, microondas, y están los que se atrevieron a rediseñar y redecorar el hogar".

El rubro bebidas y alimentos hace un año que se posicionó entre lo más comprado y hoy ratifica ese liderazgo dejando atrás las categorías típicas como son la tecnología (celulares, televisores y electrónica) y turismo, la categoría más importante. "Creo que el delivery de comidas y compras en supermercado fue potenciado por las aplicaciones Rappi, Glovo y Pedidos, que le dieron un envión muy grande -tuvieron una participación del 32%- a lo que tiene que ver con lo gastronómico".

Otra dato llamativo es que el ítem "Pasajes y Turismo" figura entre las categorías de mayor facturación, aspecto que sorprende si se toma en cuenta que la pandemia-cuarentena le hizo mucho daño al sector. "Fue tan fuerte el consumo en el primer trimestre, que la facturación lo deposita como uno de los rubros más eficaces aún permitiéndose tres meses de licencia. Creo que el turismo y el mundo online tienen una potencia inigualable, por eso se mantiene arriba, insisto, aún con tres meses de muy baja compra-venta".

También colabora con esta disparada de la compra online que 8 de cada 10 sesiones se realizan a través del teléfono celular. "¿Qué significa esto? Que hoy con un celular podés acceder a lo que quieras, no hace falta estar en casa o en la oficina y utilizar la computadora. Entonces 8 de cada 10 usuarios visitan el sitio que les interesa, pero los que compran son 5.5 de cada diez".

Y los novatos del e-commerce aportan su granito de arena. El 8 por ciento de las compras realizadas las hizo una persona que debutó en esta modalidad. "Es un número muy alto dentro del marco general, que de no haber existido esta suerte de obligación, no se hubiera acelerado tanto". Llamativamente, el e-commerce es otro mundo en este panorama poco promisorio. "No hay que olvidarse que detrás de esta virtualidad hay un mundo físico, está la mano del hombre", cierra Sambucetti.

Fuente: Clarin

  • Fecha 27.08.2020
  • Sección Generales
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/11318-efecto-cuarentena-se-disparo-el-comercio-electronico