TECNOLOGÍA

Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un nuevo TV para el mundial

El estándar actual del mercado es el 4K y todo indica que la curva seguirá en ascenso. Esta resolución multiplica por cuatro la calidad de imagen del Full HD, que alcanza 2 millones de pixeles contra 8 millones del 4K o Ultra ...

El estándar actual del mercado es el 4K y todo indica que la curva seguirá en ascenso. Esta resolución multiplica por cuatro la calidad de imagen del Full HD, que alcanza 2 millones de pixeles contra 8 millones del 4K o Ultra HD (UHD). Y si bien en un principio eran mucho más caros y la escasez de contenido no justificaba el gasto, todo eso cambió.

La diferencia en el precio se redujo significativamente -en igualdad de tamaño está entre un 10% y un 20% más caro que un Full HD- y tanto Netflix como YouTube comenzaron a sumar a su grilla títulos en 4K. En cuanto a las dimensiones, si la tele es para el dormitorio, lo ideal es que no supere las 43 pulgadas, y si es para colgar en el living, la idea es apuntar a uno de 50 en adelante.


La resolución 4K tiene asociada unos estándares adicionales que sirven para mejorar el color en las imágenes, se trata del Alto Rango Dinámico (HDR). A su vez, hay dos normas que luchan por la supremacía HDR: HDR10 que es abierto y gratuito y Dolby Vision, que técnicamente es superior pero al estar asociada a los Laboratorios Dolby, tiene costo extra.

A esto se le suma que los televisores 4K HDR tienen paneles con un rango de colores de 8-bit, 10-bit o 12-bit. A medida que suben los bits aumenta la cantidad y la variación de los colores que se muestran.

El otro aspecto donde poner el ojo es el sistema operativo que viene asociado a la pantalla. Su función es gestionar las aplicaciones, navegar entre las diferentes opciones del menú y conseguir una experiencia más fluida. Tanto Sony como Philips se manejan con Android TV, Samsung utiliza Tizen OS y LG está con WebOS y Panasonic con Firefox OS.

El WebOS está basado en el sistema Palm OS. A las aplicaciones se accede mediante iconos dinámicos ubicados en una franja horizontal en la parte inferior de la pantalla. Tizen dispone un menú de acceso denominada Smart Hub que pasa desapercibido con los contenidos que se ven en pantalla. Android ofrece acceso a un amplio catálogo de aplicaciones de Google Pla. Firefox OS está basado en HTML5 y viene con un navegador potent

Otro valor a considerar es la tasa de refresco que indica las veces que cambia la imagen por segundo. Por ejemplo una tasa de 60 Hertz (Hz) genera 60 imágenes por segundo. Es importante para no cansar la vista y evitar el temido efecto fantasma. Las películas se suelen codificar a 24 cuadros por segundo (fps), los canales de TV a 50 fps y los videojuegos entre 30 y 60 fps. Si la tasa de refresco de la tele es 120 Hz el procesador interno de la TV debe interpolar imágenes vacías para completar esos 120 fps.

Finalmente  otro punto emparentado con  la conectividad cableada e inalámbrica, puntos alojados en la espalda de la TV. La demanda de una calidad constante de imagen trae aparejado un mayor flujo de datos. En caso de una floja respuesta del Wi-Fi, es primordial que haya una entrada Ethernet para tirar un cable desde el router al televisor.

Y cuantos más puertos HDMI entregue mejor, sobre todo si son compatibles con el HDMI 2.0b, lo que asegura el soporte para las nuevas tecnologías HDR, contenido 4K a 60fps y la posibilidad de manejar hasta 32 canales de audio.


 

  • Fecha 12.05.2018
  • Sección Generales
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/8918-que-hay-que-tener-en-cuenta-a-la-hora-de-comprar-un-nuevo-tv-para-el-mundial