NACIONALES

Los mapuches aceptaron en la mesa de diálogo la inspección ocular en el predio donde mataron a Nahuel

La foto de Rafael Nahuel aparece sobre una improvisada tranquera de ramas, alambre y nylon negro, a unos 30 metros de la ruta 40 a la altura de Villa Mascardi, en el sendero para subir la picada al Mirador de los Piojos. Más arriba se advie...

La foto de Rafael Nahuel aparece sobre una improvisada tranquera de ramas, alambre y nylon negro, a unos 30 metros de la ruta 40 a la altura de Villa Mascardi, en el sendero para subir la picada al Mirador de los Piojos. Más arriba se advierte el humo del primero de los puestos montados por integrantes del Lof Lafken Winkul Mapu, decididos a resistir el desalojo ordenado por el juez federal Gustavo Villanueva, en el que el sábado en su capítulo más violento murió el joven de 22 años.

A 35 kilómetros, en la mesa de diálogo articulada por el obispo de esta ciudad Juan José Chaparro, quedó constancia en un acta firmada por los representantes de esa comunidad y otras mapuches la aceptación del ingreso al predio para la inspección ocular por parte de los peritos judiciales, para determinar si existió un enfrentamiento y si los integrantes del Lof Lafken dispararon armas de fuego, como comunicó el Gobierno de manera oficial.

"La primera preocupación es el esclarecimiento del asesinato de Rafael Nahuel", quedó incorporado al acta de la reunión en la sede de la Universidad del Comahue, de la que a su vez participaron miembros de organizaciones sociales y por el Gobierno la titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Jimena Psathakis.

Marcos Peña -jefe de Gabinete- y otros funcionarios habían advertido sobre el riesgo de que se perdieran pruebas por la demora en las pericias. El duelo de cuatro días pedido por la comunidad y inicio de la reunión de ministros de Economía del G-20 en esta ciudad confluyeron para la postergación, según fuentes oficiales. A casi una semana de la muerte, el ingreso al predio sigue sin definición. "Sólo van a entrar si el juez garantiza las condiciones. Las fuerzas no van a subordinarse a ningún poder fáctico", dijo a Clarín un funcionario del Gabinete abocado al caso.

Nahuel murió de un disparo de bala nueve milímetros que le ingresó por el glúteo izquierdo, comprometió órganos vitales y quedó alojada en la axila derecha, en la acción represiva del Grupo Albatros de Gendarmería ordenada por Villanueva. "No fue un enfrentamiento, fue una represión y un asesinato. No encontraron una sola prueba que avale esa versión", dijo a este diario Cristina Marín, miembro del Parlamento del Pueblo Mapuche de Río Negro.

En paralelo a la mesa de diálogo, los representantes de las comunidades discuten una propuesta que para Villa Mascardi incluye un reclamo de "reconocimiento territorial" de unas 500 hectáreas del Parque Nacional Nahuel Huapi, en el predio que intentó desalojar Prefectura, confirmó a Clarín uno de los miembros de la mesa. Otro relativizó la cifra y refirió que comprenderá la zona tomada y hacia arriba, en la montaña.

El Gobierno mantuvo su postura de que el terreno quede desalojado como condición para iniciar una negociación. Psathakis lo ratificó en la mesa de diálogo y fue consignado en el acta: "El INAI expresa la importancia que para avanzar en una solución de fondo en el conflicto por medio del diálogo, la comunidad debe retirarse del territorio y estar sujeto a derecho". Y no asistió ningún representante de Parques Nacionales, como habían pedido los mapuches.

Nadie puede precisar cuántos integrantes del Lof Lafken permanecen en el predio, un bosque frondoso -dominado por cipreses y coihues, coloreado por el amarillo del amancay y el azulado de la lavanda- con accesos por otros senderos más allá de la ruta 40. “Entre siete y nueve familias directas de la machi”, estimó uno de los representantes en referencia a Betiana, de 16 años y considerada una guía espiritual, una de las instaladas en la toma. Otro grupo de no mapuches acampa abajo, entre la ruta y el lago Mascardi. Piden no ser nombrados, salvo dos que se presentan como integrantes del Observatorio Mar. Otros dos se acercan a la tranquera y llaman con sonidos de pájaros. Al rato baja un encapuchado. A unos 300 metros, el escenario tenso se completa con una veintena de policías y gendarmes con cinco camionetas sobre la banquina, uno de los turnos de la guardia permanente de las fuerzas de seguridad.

Entre los dos sitios yace un hotel abandonado, con sus puertas abiertas y luces prendidas durante el día. Afuera un perro, una gata con cría y gallinas buscan comida entre bolsas rotas de basura. Las instalaciones ahora pertenecen a Parques Nacionales, con el proyecto de convertirlas en una escuela para guardaparques, pero su cuidador, un hombre de unos 60 años, fue trasladado a otra zona después de dar aviso de la toma de los mapuches, a unos 100 metros montaña arriba.

Fuente: Clarin

  • Fecha 02.12.2017
  • Sección Generales
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/8289-los-mapuches-aceptaron-en-la-mesa-de-dialogo-la-inspeccion-ocular-en-el-predio-donde-mataron-a-nahuel