COPA ARGENTINA / BOCA 2 - SAN MARTIN (T)

Un Dios aparte

Un Dios aparte. Eso tiene Boca. Uno que aparece cuando la cosa va mal, cuando el equipo es superado por el rival, cuando no le encuentra la vuelta al partido. Como le ocurrió este viernes contra San Martín de Tucumán, al que l...

Un Dios aparte. Eso tiene Boca. Uno que aparece cuando la cosa va mal, cuando el equipo es superado por el rival, cuando no le encuentra la vuelta al partido. Como le ocurrió este viernes contra San Martín de Tucumán, al que le ganó por 2-0 sin merecerlo y con Andrada como figura excluyente.

Los de Forestello le jugaron de igual a igual y Boca, que sangró por las convocatorias de Barrios y Pavón, principalmente, y de Nández y Villa, en menor medida, no pudo doblegarlo nunca. Gago es salida pero no contención y cada vez que juega de 5 Boca lo siente. Necesita de un volante de marca al lado para poder desplegar todo su fútbol con comodidad, sin tantas responsabilidades en la recuperación, y Pablo Pérez, que es tal vez quien podría ayudarlo, no está rindiendo como en su mejor momento. Y San Martín entendió cómo sacarle provecho a ello.

El buen pie de Nico Giménez y el partidazo que hizo Arregui -amén de la expulsión- más el peso ofensivo que siempre da el Taca Bieler le generaron serias complicaciones al equipo del mellizo. Tal es así que tuvo a Andrada como figura indiscutida: le sacó un mano a mano a Espíndola, un bombazo a Arregui y varios remates remates a Bieler, dando seguridad cada vez que la pelota tocó su puerta.

Boca, en cambio, fue más dudas que certezas. De hecho, antes de que Cardona sacara ese remate que se desvió y que se metió en el arco tucumano tras una floja respuesta del arquero Arce, apenas había creado una situación gol, con un gran pase de Gago que no pudo capitalizar Benedetto pese a la estupenda manera en la que definió.

Encontró el gol cuando San Martín, ya con el cansancio a cuestas, no le llegaba tanto. Y lo cerró con un penal que le hicieron a Espinoza y que Wanchope cambió por el 2-0 que liquidó el pleito. Así, con un Dios aparte, se metió en los octavos de final de la Copa Argentina, donde enfrentará a Gimnasia La Plata. 

Fuente: ole.com

  • Fecha 07.09.2018
  • Sección Deportes
  • Enlace permanente http://sietepuntasdigital.com/site/detail/9411-un-dios-aparte